«Todavía no se reconoce la fibromialgia como una enfermedad»

Marta Caballero es la presidenta de AFICAR – Asociación de Fibromialgia de Caravaca

Marta Caballero Zamora (Caravaca de la Cruz, 1981) es la presidenta de AFICAR, Asociación de Fibromialgia de Caravaca, en la que ya participan unas 70 personas. El próximo 29 de noviembre se presentarán a la sociedad en un acto que se celebrará en Salones Castillo a partir de las ocho de la tarde.

Marta Caballero Zamora, presidenta de AFICAR. / LV

-¿Cómo se está preparando el acto de presentación de Aficar?

-Durante las últimas semanas hemos intensificado las reuniones para informar a los socios de la constitución de la asociación. Lo que más nos preocupaba era conocer sus dudas sobre la enfermedad. Además, hemos empezado a preparar la presentación, en la que esperamos contar con muchas personas y con la asistencia de todas las instituciones y asociaciones que nos están ayudando a ponernos en marcha.

-¿Cuáles son los objetivos principales de Aficar?

-Queremos aprovechar la presentación para que quienes padecen fibromialgia nos conozcan, sepan que al entrar en contacto con otras personas que padecen la misma enfermedad se pueden ayudar mutuamente, y algo muy importante: que vengan los enfermos, pero también los familiares.

-¿Cómo surge la asociación?

-Hace un año coincidí en el hospital Bernal con el presidente de AFICA, la Asociación de Afectados por Fibromialgia de Calasparra, y le comenté que a mí también me gustaría hacer algo así en Caravaca. Luego, nos pusimos en contacto con la anterior concejal de Servicios Sociales, María José Soria, que nos ayudó mucho. Ahora, tenemos un local en el Centro Joven y hemos contratado a un psicólogo y a una trabajadora social.

-¿El sistema sanitario da respuesta a las personas afectadas por fibromialgia?

-En casi todas las ocasiones, los enfermos de fibromialgia nos sentimos un poco ‘desatendidos’ porque creen que vamos a la consulta por ir. Los síntomas como el cansancio o el dolor intenso que nos impide hacer nuestras tareas habituales no son síntomas suficientes para que los médicos se atrevan a dar un diagnóstico y, menos aún, un tratamiento. En muchas consultas nos dicen que esta enfermedad es de tipo neurológico, pero a ninguno nos está viendo ningún neurólogo. Esto viene de la vena del dolor de la cabeza; nos envían a rehabilitación y nos suelen mandar pocas sesiones porque no hay presupuesto, y también nos derivan a traumatología.

-¿Hay alguna iniciativa para mejorar esta situación?

-Es una enfermedad que afecta a muchas personas en la región; no está catalogada como enfermedad, y queremos dar visibilidad a esta dolencia y a las personas que la padecen. La Asamblea Regional aprobó una moción, pero falta que aparezca en el catálogo de enfermedades y que las personas puedan decir ‘estoy mala’ y ‘tengo esto’, y que tengan su tratamiento sin avergonzarse de nada, ya que a veces no se entiende y no saben qué es. En la moción se aprobó la adopción de medidas para el diagnóstico y tratamiento social y sanitario de los enfermos de fibromialgia, pero todavía no se han llevado a la práctica.

-¿Cómo afecta esta enfermedad en la vida diaria?

-Es una enfermedad difícil de diagnosticar, porque se mezcla con síntomas que son habituales en otros tipos de dolencias; pero lo peor es que hay muchas personas afectadas por esta enfermedad que pierden su empleo o no pueden realizar su trabajo de forma adecuada. Creemos que es necesario que se realicen campañas y charlas para que se conozca más esta enfermedad y la situación que padecen los afectados por fibromialgia. En muchas ocasiones, el dolor es insoportable. Puedes estar un día medianamente bien y hacer tu trabajo o las tareas domésticas, y al día siguiente no poder levantarte de la cama, no poder ir a trabajar. Necesitamos mucha comprensión, tanto en nuestras familias y amistades como en el lugar de trabajo.

Loading...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *